LBP-Devocional - Agosto 3

Agosto 3

Éxodo 26:1-37Ir a la Biblia en línea (sitio externo)

VELO Y CORTINA

El velo dividía el Lugar Santo del Lugar Santísimo. Su significado se explica en Hebreos donde leemos que nos habla de Cristo (Heb. 9Ir a la Biblia en línea). El velo fue rasgado por Dios, de arriba hacia abajo (Mt. 27:51Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron), cuando Cristo dio su vida por nosotros en la cruz.

Cristo es, por lo tanto, el único medio de acercamiento a Dios “por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne” (Heb. 10:20por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne).

Por eso podemos acercarnos a Dios con libertad y en plena certidumbre de fe. El simbolismo de los colores: Azul, habla del cielo y de la deidad de Cristo. Carmesí, del sacrificio expiatorio hecho con su sangre. Lino blanco, de su pureza y perfección como hombre. Púrpura, de su dignidad como Rey.

La cortina que estaba a la entrada del tabernáculo era de los mismos materiales y también habla de Cristo como el único camino de acceso a la presencia de Dios (Jn. 14:6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.).

Los cuatro colores también corresponden al énfasis particular de los evangelistas: Mateo, que presenta al Rey, púrpura; Marcos, que representa al siervo y sacrificio, carmesí; Lucas, que nos presenta al Hijo del Hombre, lino fino; y Juan, que presenta al Hijo de Dios, azul.

“El Sembrador”
La Semilla es la Palabra de Dios
Apartado Postal 28,
94300, Orizaba, Ver., México.
xm.gro.rodarbmesle@rodarbmesle