LBP-Devocional - Agosto 10

Agosto 10

Éxodo 31:1-18Ir a la Biblia en línea (sitio externo)

HOMBRES CAPACITADOS POR DIOS

Una vez dado el diseño y las instrucciones para el uso del tabernáculo, Dios escoge hombres para llevar a cabo sus propósitos. Notemos cuatro cosas que Dios hizo y que sigue haciendo con los que él llama a su servicio:

1. “He llamado por nombre” (v. 2Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá). Dios siempre llama por nombre a sus siervos. ¡Qué bueno es decir como Pablo: “No fui rebelde a la visión celestial” (Hch. 26:19Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial)!

2. “He llenado del Espíritu de Dios” (v. 3y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte). Este es requisito indispensable para la obra de Dios, aun “para servir a las mesas” (Hch. 6:2,32Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. 3Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.).

3. “He puesto con él a Aholiab” (v. 6Y he aquí que yo he puesto con él a Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan; y he puesto sabiduría en el ánimo de todo sabio de corazón, para que hagan todo lo que te he mandado). Dios nos da compañía para hacer más agradable el servicio y para ayuda mutua (Ec. 4:9,109Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. 10Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.).

4. “He puesto sabiduría en el ánimo de todo sabio de corazón” (v. 6Y he aquí que yo he puesto con él a Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan; y he puesto sabiduría en el ánimo de todo sabio de corazón, para que hagan todo lo que te he mandado). Dios es fuente de toda sabiduría y si no la tenemos es porque no la pedimos (Stg. 1:5Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.).

El Cristo resucitado ha dado dones a los hombres y a su iglesia. Él capacita a todo el que llama para su ministerio, de modo que no tienen sentido la envidia y el orgullo.

“El Sembrador”
La Semilla es la Palabra de Dios
Apartado Postal 28,
94300, Orizaba, Ver., México.
xm.gro.rodarbmesle@rodarbmesle